top of page

La necesidad del amor en un restaurante

Actualizado: 22 abr


Necesidad. Qué palabra tan extraña, tan importante y tan compleja…

¿Necesitamos algo o está dentro de nosotros y por eso no es realmente una necesidad? Es algo que es inevitable y está en nuestra esencia, ¿necesitamos amor o somos amor…?


Este mes de febrero estaba haciendo algo que debería ser imposible: pensar sobre el amor. El amor se siente, no se piensa… si se piensa, en ocasiones, deja de ser amor. Pero esta vez, pensaba, para escribir sobre el sentimiento más poderoso que tenemos, más aún que el miedo, mucho más que cualquier otro. Porque nada hay más puro que el amor, el amor real, único, verdadero.


Hace poco hablaba con mi mujer -hablando del AMOR de verdad- sobre la manera en la que podíamos trasladar a la gente la necesidad de venir a nuestro restaurante, en Valdemorillo. No pude más que ser sincero y decirle que realmente, una necesidad como tal, no existe. Pero después pensándolo más, o mejor dicho, sintiéndolo, me di cuenta que sí existe una necesidad real por la que venir a nuestra casa: la necesidad de vivir el amor en un lugar como este.


La Casa de Manolo Franco no es solo un restaurante. Trabajamos todos los días por un concepto que va mucho más allá, por conseguir que las personas sientan cuando están aquí. Un restaurante así, significa que todo está pensado y sentido para que un rato en pareja se convierta en un momento único.


Después, está lo que te dice el tiempo y la experiencia. Durante este tiempo con el restaurante abierto, he podido ver a muchas parejas que vienen necesitadas de un momento de paz, de tranquilidad, de calma, para hablar, pensar, sentir y hasta soñar juntos. Ocurre mucho con los que han sido padres o madres, los que han visto cómo sus hijos se hacen mayores y se van de casa, o los que quieren impresionarle a él o a ella, y vienen a esta casa. ‘Hemos hablado más en estas dos horas y media que en los últimos seis meses’, me suelen decir los que han tenido hijos no hace tanto. ‘Al fin podemos tener un rato para nosotros’, cuentan otros, o ‘este es el inicio de muchos momentos juntos’ susurran esperanzados algunos o algunas.


Esas son realmente las necesidades que sí tenemos las personas en nuestro día a día, y son esas, las que invitan a muchos a venir aquí: pasar un rato juntos con serenidad, un rato de amor, de amistad, de fraternidad… con todas y cada una de las múltiples caras que tiene este sentimiento, que es más intenso y mejor alrededor de una buena mesa, en la que te sientas bien atendido y te hagan sentir especial.


Un restaurante así, es nuestra misión y hacer que seas feliz, nuestro propósito. Por eso te esperamos siempre que lo necesites, y todas esas veces que quieras sentir el amor en un restaurante.



Manu Franco.




Hasta Semana Santa tenemos nuestro Menú Cerrar los Ojos de invierno disponible para ti en La Casa de Manolo Franco.


Puedes reservar aquí.




Entradas Recientes

Ver todo

Opmerkingen


bottom of page